la chica del quinto

"la posibilidad de realizar un sueño es lo que hace que la vida sea interesante"

17.10.14 viernes

Ya que estamos a viernes, no vendría mal un poco de inspiración, de descubrimientos, de cosas bonitas, algún que otro plan…

Un descubrimiento:

NUBüRO. Firma creada por Andres Boubet y Juan Zarza, dos creativos apasionados de la tecnología y el diseño. Juntos han dado vida a este proyecto de producción de accesorios para gadgets  y dispositivos, todos ellos elaborados de forma artesanal, empleando los mejores materiales y cuidando hasta el más mínimo detalle.

Para los que aún piensan que la artesanía está reñida con la tecnología, los soportes para Ipad de madera son el claro ejemplo de lo contrario, de los que me declaro fan absoluta desde ya. Y para los más originales, ojo a las fundas para ipad o iPhone, para morir de lo bonitas que son.

Una Flor:

Una vez adentrados en el mundo del “bonitismo”, no hay cosa que me guste más y que me haga más feliz que me regalen flores o plantas, regalarlas yo, comprarlas ¡qué más da! El caso es que siempre son una buena opción para decorar la casa y ¡quedan tan bien!. Por eso, este viernes elijo el brezo, planta que, por cierto, no paro de ver por todos lados. ¿Será una señal? (Nota mental: comprar brezo). Sencilla y natural, combinación perfecta. Para los que no sepan cómo ponerla para que quede bien, allá va la idea/diy de mi querida autora del blog La cesta de mi Bici (aquí). ¿No es la planta ideal para el otoño?

ab72637c80b42cbf61c64b8b5b5fc60c

Look de hoy:

Tal cual.

78dc616e52a4a6d9cd2657c395657498

Un lugar.

El Jardín Secreto de Hermosilla. Madrid. Calle Hermosilla número 26. Parece mentira que en pleno barrio de Salamanca exista un lugar así. Mágico sería la palabra que mejor lo describiría. Decoración y moda de estilo vintage conviven en una preciosa casa señorial donde el tiempo parece detenerse. Yo he estado varias veces y siempre me quedo con ganas de más, podría vivir -literalmente- allí y ser la persona más feliz del mundo. No miento, es ver la bicicleta que da la bienvenida y ya me pongo contenta. Y es que no es para menos, no exagero. Para los que aún tengan dudas: Federica&Co, Mimoki, Sister Jane, Yellow&Stone  son algunas de sus tiendas. Es viernes. No hay excusas. Vayan, pasen y vean.

4ff3f7ff3784781ff2447d810bf7d080

cfc4a8810a3fdd4950a37631260a4a5b

Una canción

Will you still love me tomorrow, Amy Winehouse. Siempre me ha gustado mucho, muchísimo. No digo nada más. Escúchenla y ya  me dirán…o no.

Feliz fin de semana,

LCDQ

El día más feliz de mi vida

Como bien sabéis el pasado 13 de septiembre me casé. Aunque suene a tópico fue el día más feliz en mis casi 31 años. Es una historia larga y me gustaría no dejar ningún detalle pendiente, por eso empezaré desde el principio…

foto 2

Todo empezó un 10 de julio de 2013 cuando, sentados en una terraza madrileña, charlando, de lo divino y de lo humano, de si pedimos cerveza o vino, me dijo : “Elige una fecha, estoy dispuesto” Creo que no reaccioné hasta pasados unos minutos, mi bloqueo mental era importante, un aluvión de emociones en mi cabeza, una fecha por elegir, un acontecimiento por celebrar, ¡me casaba!. Delante de mí, el que ha sido, y espero que sea, el compañero de mi vida. Nada de rodillas en el suelo, nada de convencionalismos, no somos así, no nos gusta. El calendario del iPhone como única compañía se paró en el mes de septiembre… y el 13 era sábado. ¿Por qué no?

Decidido, el 13 de septiembre: bodón. Acordamos no decir nada a nuestros padres hasta pasado el verano, de hecho hasta el mismo 13 de septiembre de 2013, justo cuando quedara un año para el gran día, cuando ya tuviéramos el lugar elegido para la ceremonia, la hora…algo que contar. Comenzaba un año especial.

Y todo fue como lo planeado, ese 13 de septiembre empezamos a dar la gran noticia y de ahí a nuestros familiares, amigos, conocidos. He de decir que es una de las experiencias más bonitas de mi vida. Repartir felicidad, buenas noticias…así lo sentía yo.

Y de ahí a elegir sitio para celebrar fecha tan señalada, vestido, invitaciones, menú, detalles, puros para quien quisiera, música, peinado, zapatos… Poco a poco íbamos configurando la boda tal y como habíamos imaginado, tal y como somos, a nuestro gusto y siempre contando con la ayuda de nuestros incondicionales: nuestros padres, hermanas y cuñados. Sois los mejores y nunca me cansaré de daros las gracias por todo.

foto 1

La iglesia, el Convento del Cristo de El Pardo, tradición familiar. La cena, en la finca Aldea Santillana, un lugar de cuento, justo como queríamos y donde queríamos. Fue perfecto.

Y después de todo esto, miras atrás y te quedas con lo maravilloso que es poder tener cerca a todos tus amigos y familia durante un día…verles felices y tú con ellos. Un experiencia única. Algo irrepetible. Y, por supuesto, mereció la pena.

Recuerdo como si fuera hoy las palabras de mi madre cuando nos embarcamos en esta aventura: “Bea, vas a tener días de agobios, bloqueos y algún enfado, pero todo irá bien”. Me quedo con esto, porque así ha sido. He estado pendiente de todos los detalles, desde el más grande hasta el más insignificante. Me he agobiado. He discutido e incluso he derramado alguna lágrima. Pero, al final, todo fue bien. Ella tenía razón, como siempre. Ese día disfruté como una enana. Reí, bailé, me emocioné, salté, mi vestido acabó negro…pero mereció la pena. Todo.

Aquel sábado no había lugar para agobios, estaba todo hecho y había que dejarse llevar. Fui feliz. Fuimos felices. Y el 13 de septiembre quedará grabado a fuego en nuestras mentes para siempre. Nuestro día. Nuestro año.

cdedf8871db18605e0184f15c34b2c5d

Gracias, desde aquí,  a todo el personal de Santillana, por su profesionalidad y por hacer realidad un sueño, nuestro sueño.

Gracias a Silvia, que me peinó y maquilló, no solo por dejarme tal y como había imaginado, sino por ser  como es, por sus conversaciones, por su cariño, por su saber hacer, por su calma, por ser la mejor de las compañías durante las horas previas al acontecimiento.

Gracias a Isabel por elaborar unos bálsamos labiales perfectos para regalar a mis invitadas, por repartir besos al cubo.

Gracias a Paloma por hacer realidad un viaje con el que soñábamos mucho antes de planificar nuestra boda.

Gracias a nuestras familias y amigos por ser parte de esta historia.

Gracias a mis padres, por todo. A mi hermana Marta por ser mi otra midad.

Gracias a mi marido, por quererme tanto.

Gracias, gracias, gracias…

LCDQ

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 542 seguidores