The Point, un espacio diferente.

En una de las calles más castizas de Madrid, donde las antigüedades y  piezas vintage son las protagonistas absolutas, se encuentra una de las tiendas de decoración con más encanto que jamás he visto. Se trata de The Point (Ribera de Curtidores, 12 Tienda 54) un proyecto que nace de la mano de Jose y Killo hace algo más de dos años. Un verdadero regalo para la vista, donde el buen gusto campa a sus anchas por cada rincón de este pequeño paraíso de la decoración.

La llamativa bicicleta apoyada en la entrada capta la atención de turistas y paseantes, pero lo realmente impresionante se encuentra en su interior. Traspasar su puerta significa adentrarte en un sitio diferente, especial y donde la rendición ante el buen gusto es una tarea obligatoria para todo aquel que visita The Point.

DSC_0021 DSC_0030

Como he dicho antes, al frente de este proyecto se encuentra Jose, un apasionado de la decoración que un día decidió dar un giro a su vida y centrarse en lo que realmente le llenaba. Derrocha simpatía y amabilidad por los cuatro costados, es atento y en cada una de sus palabras se puede percibir la pasión y entrega que pone en cada proyecto.  Le acompaña su socio, Killo, encargado de la restauración y “puesta a punto” de esos muebles y objetos únicos que luego encuentras en la tienda.

Además del trabajo de restauración, cuentan con piezas de creación propia, antigüedades, ofrecen los diseños de otros artistas con los que colaboran y realizan proyectos de interiorismo (Restaurante Kms. de Pizza o la Pastelería Fonty, entre otros) . Todo ello con un punto en común: la base de calidad, tradición y artesanía está siempre presente.

Me cuenta Jose, con un entusiasmo que contagia, que siempre se encuentra en una búsqueda continua de nuevas ideas y fuentes de inspiración con las que sorprender a sus clientes. Recibe la influencia del estilo industrial, nórdico (es un enamorado del estilo belga) y campestre. Siente especial predilección por el blanco, el negro y el gris plomo (aquí coincide conmigo, estos colores me apasionan) y construye un sinfín de posibilidades decorativas en el momento, algo que me encanta.

Una de las cosas que más me llama la atención es la profesionalidad que  imprime en todos sus proyectos. Quieren que The Point sea algún único, cuidado, personal. Nada de producciones en serie. Cada lugar ofrece posibilidades diferentes. Cada espacio pide un tipo de decoración, no puede ser todo igual, de esta manera perderían lo que realmente son. Estoy segura de que aquí está la clave del éxito de The Point: adaptarse al entorno en el que trabajan, sin perder su esencia, su alma, cuidando hasta el más último detalle y buscando la inspiración en cualquier rincón del mundo (por insospechado que sea). Sin duda The Point supone un verdadero punto y aparte en universo decorativo.

Dejo unas fotos de este maravilloso lugar, pero, como dicen en The Point…lo mejor será que os paséis por la tienda.

DSC_0001      DSC_0002 DSC_0006

DSC_0007

DSC_0012

DSC_0011

 DSC_0019

Un saludo desde El Quinto

Imágenes: La chica del Quinto

2 comentarios en “The Point, un espacio diferente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s