Flash Flash Madrid

Abrió sus puertas en la capital hace algo más de 5 años, aunque para la que escribe estas líneas lo hizo hace un par de semanas, cuando descubrió este innovador y original restaurante. Bueno, descubrir en el sentido literal de la palabra, tampoco, vamos a empezar bien y como se suele decir en estos casos:  “Al César lo que es del César”. Y el César en cuestión fue mi hermana, la que me alertó de la existencia de este “restaurante divertido” que había que conocer. Los méritos del hallazgo culinario son para ella. Tú siempre eliges bien.

Y así fue. Dicho y hecho. Allí nos plantamos una fría noche de sábado para dejarnos sorprender por la propuesta gastronómica de este espacio cosmopolita y desenfadado situado en pleno barrio de Salamanca (Nuñez de Balboa, 75). Sus impulsores (Ignacio de Alfonso y Jorge Coll) tomaron como punto de partida el original restaurante barcelonés abierto hace más de cuarenta años. Entre su plato estrella, una amplía selección de tortillas caseras elaboradas con los mejores ingredientes de temporada (permitidme que recomiende la de trufa con queso, una verdadera delicia para el gusto). Y para los que busquen algo más, la apuesta ganadora será alguna de sus hamburguesas elaboradas al estilo Steak Tartare a la plancha, ¡buenísimas!

 copia-de-dsc_0127

Mención especial para su decoración, estilo minimalista y de vanguardia basado en la combinación siempre acertada del blanco y el negro. Sé que lo saben, pero no me resisto a apuntar que vivimos un momento en el que la decoración del local en cuestión juega un papel de casi protagonista en cualquier restaurante que se precie. Además de ofrecer una amplía carta, los principales hosteleros acuden a los servicios de interioristas para dotar a su espacio del ambiente perfecto con el que sorprender a sus clientes.

Pero volvamos al tema que nos ocupa: Flash Flash,  y es que aquí los encargados de tal empresa son los arquitectos Federico Correa y Alfonso Milá, que han conseguido crear un espacio con una clara reminiscencia sesentera, empleando fundamentalmente dos únicos colores, como anteriormente apuntaba: el blanco y el negro, con algunos toques de rojo. En sus paredes la silueta de la modelo y fotógrafa Karin Leiz se repite adoptando diferentes posturas mientras “retrata” a los comensales con su cámara, siendo el “flash” de la misma los puntos de luz del local. De esta forma consiguen crear un ambiente único y muy cinematográfico. Muy bonito todo.

sala-flash-flash-9

899109d6440c4a629e4079fb475770b3

copia-de-dsc_0201

En fin, después de este paseo por mi memoria de lo que fue una noche de sábado por la fría capital, creo que volveré a este “sitio divertido”, pero esta vez lo haré cuando el buen tiempo acompañe y pueda disfrutar de su terraza (dicen por ahí que es una de las mejores de Madrid, pero esto, amigos, lo dejamos para otro día)

Imágenes: Flash Flash

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s