Retrato de la artista…ya no tan adolescente

Nada de lo imaginado durante su niñez se cumpliría, aunque ya apuntaba maneras. Eres especial, le decían, aunque ella no se lo creía (es probable que tampoco lo entendiese). La realidad eligió otro camino al que ella tenía pensado. Para bien o para mal, así fue. Con todas sus extrañas circunstancias. Son como esas cosas que con 15 años rechazas y que con quince años más, terminas adorando. Hay que adaptarse a lo que la vida te ofrece. Parece complejo, pero resulta más común de lo imaginado. Y así lo hizo…ella.

Ella, la artista en cuestión, es una mujer normal, de las que diariamente te cruzas por la calle y ni siquiera te das cuenta de que ha pasado por tu lado. Sigilosa. Tremendamente discreta y, en ocasiones, algo tímida.  Es complicado calcular su edad, de este tema ella nunca habla, pero tampoco lo oculta. La mejor edad es en la que se está, dice. Cualquier tiempo pasado no siempre fue mejor. Segura de sí misma, aunque no lo demuestre, o no quiera demostrarlo. A veces no le interesa.

32b4b83cbc19c31db7d323d71d29781a

Una mujer que viste vaqueros y camiseta blanca, con aspecto aparentemente desaliñado pero es, precisamente, aquí donde reside su gran atractivo. En ocasiones algo masculina. Posee esa elegancia innata que llega a descolocar. Poco maquillaje, piel cuidada, dientes blancos y sonrisa eterna. Ojos que hablan por si solos. Inteligente sin dar demasiadas muestras de ello, prefiere el misterio y que la gente la vaya descubriendo poco a poco, sin prisa, que así sale todo mucho mejor.

Mujer culta, de letras y de arte. De historia. De soledad y pensamientos sumergidos. Mujer de su mundo, sus historias, sus proyectos y sus ilusiones, que no son pocas. Se gana la vida escribiendo, su gran pasión. Porque es detrás de sus palabras donde realmente se muestra como es, al natural, sin adornos. Sin mascaras. Loca para algunos. Profundamente interesante para otros. Sin formatos. Familiar como pocas e independiente y algo solitaria en ocasiones. Ni sola ni demasiado acompañada. Rara. Pero esa rareza que atrapa.

87c97bdd7539f93e7e3a04b25ba9465e

Huye de los estereotipos y de los convencionalismos. La vida le ha regalado esa visión de lo realmente importante. Para no dejarse impresionar por las fachadas perfectas y poder contemplar la belleza de los edificios en ruinas.

Escribe y se deja llevar, pinta y se sumerge en un universo paralelo. Pero ella es así. No está loca, no se confundan. Tiene los pies en la tierra, más de lo que algunos se puedan imaginar. No pasa de puntillas ante la vida. Luchadora. Inquieta. Siempre en busca de un nuevo desafío, de una nueva oportunidad. Llegará. Claro que llegará. No es una soñadora sin rumbo, sueña con los ojos abiertos. Sueña despierta para no perder la pista de nada lo que a su alrededor pueda suceder.

Una mujer que se ríe de sí misma,

c151304a49e09d9e753b2cefc1fe7371

Que no necesita demasiados adornos para deslumbrar,

217abbeb9ae70855c6aa17efd3d619fe

Que disfruta de la buena mesa (ni macrobióticas, ni Dukan, ni historias que aburren). No le preocupa “si se pasa” o “no llega”, no define la comida en cuanto a sus calorías, ni establece mentalmente grupos de alimentos de lo que puede y quiere. No. Esto no es atractivo. Nunca lo ha sido. Y nunca lo será.

2be1a590100085ef3a4f43ed26423a4f

 No le interesan los Greys ni sus sucedáneos. Tampoco las novelas romanticonas y edulcoradas en exceso. Se siente atraída por la buena literatura, aunque algunos no la tomen en serio. Pero ahí está, para disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Que para eso están…y estamos.

297c0d28a1341537be92e449dacae586

Adora bailar. Pero bailar en el sentido más elegante de la palabra,

58a43070e5c0170ecdced6f3feade71d

Y cuenta con su sonrisa como mejor carta de presentación. Ahora solo falta descubrirla, conocerla, porque estoy segura de que el mundo esta lleno de retratos de pequeñas o grandes artistas…ya no tan adolescentes.

e64d43086c8aea9e05b30e80f91f1d55

Fotografías: vía Pinterest

 

7 comentarios en “Retrato de la artista…ya no tan adolescente

  1. marisa gv dijo:

    Me encanta.La belleza por supuesto es lo primero que vemos, pero es mejor la de dentro y estas mujeres se ríen de ella y de ellas,ja,ja,ja.Yo me acerco a los 40 y por supuesto me gusta estar bien,pero no me lo pienso mucho a la hora de comerme un buen plato o tomarme una buena copa.La vida es breve.Un blog genial y auténtico,feliz fin de semana,ciaoooooooo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s