Llegados a este punto, os propongo un brindis

Yo brindo por no dejarnos llevar por cualquier cosa insignificante, por seguir creyendo en nosotros mismos. Yo brindo por no caer nunca, y si lo hacemos que sea para empezar con más ilusión y, si cabe, con más fuerza. Por levantarnos una y mil veces y demostrar que somos los mejores. Yo brindo por intentar superarnos. Día a día. Yo brindo por tener las ideas claras. Yo brindo por la gente con personalidad y diferente. Yo brindo por las personas que están locas. Yo brindo por los planes espontáneos. Yo brindo por las camisas de cuadros, las camisetas blancas y las botas desgastadas. Yo brindo por vosotros, que me hacéis feliz. Yo brindo por los nuevos planes, los cambios de estado y la nueva vida. Yo brindo por la sencillez. Yo brindo por ti. Y brindo por mi. Yo brindo por las mañanas de sábado, las tardes de domingo y las noches de cine. Yo brindo por dejar atrás eso que te hace daño. Por cerrar puertas y abrir ventanas. Yo brindo por los días que comienzan temprano y acaban tarde. Yo brindo por las uñas rojas…y los labios, también. Yo brindo por las faldas largas y los pantalones ajustados. Yo brindo por la música, los libros y las series. Yo brindo por los atardeceres de verano. Y por esa calita, que es nuestra, bien lo sabes. Yo brindo por la gente que tiene algo que contar. Y por los que siempre están dispuestos a escuchar.

3e43b26c9c8262d57138efa3f503fdb3

Yo brindo por todos nosotros. Ahora. Y siempre.

Yo brindo por esto. En cualquier momento.

Yo brindo por esas personas que te sorprenden, siempre para bien. Por su ayuda desinteresada y su compañía incondicional. Yo brindo por las tardes de pipas arreglando el mundo. Yo brindo por la importancia de pedir perdón, parece algo sencillo pero para algunos no lo es tanto. Yo brindo por la gente feliz. Y las personas buenas. Yo brindo por las personas desconocidas que se convierten en conocidos. Yo brindo por los desayunos de verano y las meriendas de invierno. Por los aperitivos. Siempre. Yo brindo por el trabajo bien hecho, por la dedicación y por la constancia. Yo brindo por los hombres que lloran, amigo te quiero y te deseo lo mejor, siempre. Yo brindo por las metas alcanzadas y los objetivos marcados. Yo brindo por la gente que ríe y llora de verdad. Yo brindo por la espontaneidad. Y por las ganas de comerse el mundo. Yo brindo por la gente inconformista y que no se rinde hasta conformarse. Yo brindo por esa sensación de haberlo conseguido. Por esas señales que te indican que estás cerca. Yo brindo por los amigos de verdad, los de toda la vida, y los de para toda la vida. Por muy lejos que estén. Yo brindo por los que están siempre. Por la gente de verdad. Y brindo por las decepciones, porque de ellas también se aprende y nos hacemos más fuertes.

b9599eb2bd0b032c9ccd814899ab4cb1

Yo brindo por la soledad. Por las compañías necesarias. Por las cenas compartidas. Y las tardes que no acaban. Por la palabra perfecta en el momento perfecto. Yo brindo por los abrazos bien dados, los que te llenan de energía. Brindo por tantas cosas que brindo por todo. 

8961def5d941722dadca16a68233b732

Que tengan un bonito día.

LCDQ

2 comentarios en “Llegados a este punto, os propongo un brindis

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s