Que nadie sepa lo mucho que sonríes

Ya lo dice el Karmelo Iribarren en su poema “Malos tiempos”

“Ándate con cuidado,
que no se entere nadie de que lo pasas bien,
que tu vida funciona y eres feliz a ratos
Hay gente que es capaz de cualquier cosa
cuando ve una sonrisa”
  imagen 4

Todo esto viene al hilo de un pensamiento que pulula en mi cabeza desde hace algunos días. A ver si me explico:

Llevamos eternamente escuchando eso de que los verdaderos amigos y las personas que te quieren de verdad son las que están contigo en los momentos más complicados y difíciles. Aquellos que están a tu lado “en las duras y en las maduras”, como suele decirse. Eso que hemos oído todos en alguna ocasión, ¿no es así? Bien, pues mi teoría viene a dar la vuelta a todo este pensamiento generalizado. Un giro total e inesperado.

  imagen 2

Creo, después de darle muchas vueltas, que las personas que nos quieren (en el sentido más verdadero, puro y sincero de la palabra) son las que están con nosotros en los momentos de éxito y de felicidad. En los momentos de alegría. En los momentos de la sonrisa más bonita y grande del mundo. Muchos se sorprenderán ante tal afirmación, pero no. La gente huye cuando ve una sonrisa. Hay personas que deben sentir como una especie de escalofrío en el cuerpo cuando reciben un gran noticia sobre otro, una especie de punzada en lo más profundo, un pensamiento de “vaya, lo consiguió“. Un rechazo. Un sí pero no. ¿Es posible esto? En algunas mentes retorcidas, sí. Es triste, pero todo apunta a una realidad más que demostrada.

Es como si estuviéramos más acostumbrados a recibir malas noticias, cosas tristes y feas. Y ahí, sí. Ahí estamos todos como una piña. Esa especie de compasión que me repugna terriblemente. Ese “pobrecillo”. No puedo con esto. Y creo que nunca podré superar el rechazo absoluto que me provocan este tipo de individuos plañideros. Que no hombre, que no. Por ahí, no. Que si nosotros no ponemos el punto positivo a todo esto nadie lo hará. Y no salimos de ese agujero oscuro de tristeza y compasión ni queriendo.

 imagen 1

Quiero personas a mi lado que se alegren de mis éxitos. Y yo poder alegrarme de los suyos como si de míos se tratara. Que los momentos malos vienen solos y ya veremos cómo los capeamos, pero para los buenos aquí estoy yo. Que vivan los brindis y las felicitaciones. Que vivan los logros tras esfuerzos sobrehumanos. Que vivan también los éxitos personales. Y, por supuesto, las sonrisas cómplices de “lo lograste, enhorabuena”. Persigamos a personas que sean capaz de todo esto y quedémonos con ellas, para siempre, si nos dejan. Que ellas son las buenas, las de verdad, las que valen.

  imagen 3

Porque como dice el título de este post, que nadie sepa lo mucho que sonríes, que nadie imagine lo feliz que eres, lo mucho que te diviertes y lo poco que necesitas contarlo.

CDQ

14 comentarios en “Que nadie sepa lo mucho que sonríes

  1. Mayelin portes dijo:

    Muy cierto, existen esos amigos que están contigo en tus peores momentos y que bueno… pero necesitamos también de esos amigos que reflejan en la cara que gozan tus logros.

    Me gusta

  2. La cesta de mi Bici.com dijo:

    Una vez mas te has vuelto a superar Bea! Totalmente cierto, las cosas malas vienen solas sin necesitar de buscarlas. Vayamos a buscar las cosas buenas juntos y a brindar por todo ello con una sonrisa de las de verdad. Vamos acompañarnos en los buenos momentos y a llenar la botella para que este medio llena. Un besote.

    Me gusta

  3. jackshrimp dijo:

    Lo primero de todo felicitarte por lo que escribes, es algo diferente y Siempre viene bien leer algo así.

    Por una parte, estoy de acuerdo con lo que dices, he visto e incluso sentido lo que es que alguien realmente te sonría por tus logros sin de verdad alegrarse. Lo he visto y he sido tanto receptor como emisor de ello. Por eso, estoy totalmente de acuerdo.

    Aunque por otro lado, está claro que si esas personas no te apoyan en los malos momentos o no saben ayudarte a conducirte… Bueno, creo que no hace falta que acabe la oración.

    Un saludo! Te seguiré leyendo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s