Sobre la amistad, las risas y algún ramo de flores

Me dijeron que debía escribir sobre la amistad. “Sí, es verdad, algún día”. Esa fue mi respuesta, mientras mi cabeza lo que realmente pensaba era “que tema más difícil, ¿qué digo? ¿por dónde empiezo?”

Hace tiempo leí que los amigos son la familia que tú eliges. Os seré sincera y por eso admitiré que al leerla por primera vez, pasó como una estrella fugaz desvaneciéndose en mi mente a la velocidad de eso, de una estrella fugaz. No le di importancia. Puede que en ese momento valorara la amistad desde una perspectiva bastante distante a como lo veo ahora. Risas, salidas, quedadas, fiesta, cenas, alguna llamada que viene y va…Pero para no liarme demasiado, volveré a ser sincera, si es que alguna vez lo he dejado de ser, y os diré que esa frase que leí hace tiempo es una verdad tan absoluta como pocas.

1fac7bb4ed49f82d142dce29f793493c

Los amigos, los de verdad, esos que cuentas con los dedos de la mano como dicen por ahí, las de toda la vida, son parte de ti, tu familia elegida, los tuyos como pocos.

Por eso, ten amigos desde hace tanto tiempo que ni te acuerdes,

Ten amigos para los que la distancia sea un puñado de kilómetros y que por mucho tiempo que pase sin veros, cuando os reencontráis es como si el tiempo no hubiera pasado. Todo sigue igual, en su sitio, como debe ser. Amigos que son familia. Os quiero, siempre, aquí y en Marbella.

Ten amigos para reír, pero para los que contarte un día malo sea un desahogo.

Ten amigos quee te dicen lo que no quieres oír, lo que nadie más te dice.

Ten amigos que te compren todas las flores que lleva el vendedor ambulante para regalártelas, todas, en mitad de una noche muy especial.

Ten amigos para recordar mil y una vez la misma anécdota y que siempre parezca algo tremendamente gracioso.

Ten amigos para hacer piña en los mejores momentos, y en los peores también.

Ten amigos para pasar las horas muertas, para perder el tiempo.

Ten amigos virtuales a los que esperas, algún día, poder desvirtualizar. Me acuerdo de ti, Cris y de ti también, Irache.

Ten amigos para hacer los planes más inverosímiles, conocer lugares en los que jamás te verías, entrar en antros oscuros y que al final todo parezca una noche digna de una edición de moda, porque, como siempre, lo que cuenta es la compañía.

e8cdb023b39679cd4465c0b339ba4acb

Ten amigos para enseñarles tu casa sin muebles, sin adornos, ni siquiera sillas, tal y como os la den, porque ellos son los primeros que quieren brindar contigo en ese momento especial.

Ten amigos que conozcan a tus padres, que hayan cenado con ellos en algún momento o muchos. Y si los padres de tus amigos son amigos de los tuyos entonces es la pera limonera.

Ten amigos que te acompañen a hacer las cosas más aburridas del mundo.

Ten amigos cuyos problemas son también tuyos, porque así lo sientes. Y cuyas alegrías también vives como tuyas.

Ten amigos que te prometan el mejor fin de semana de la historia y que se cumpla, que sepan lo que quieres con solo mirarte y que te compren un podómetro cuando empiezas a dar los primeros pasos en el mundo del running.

06088775f11c6c1b4c7a112bad0f2ff5

Todos y cada uno de estos amigos, son de verdad, de esos que te marcan el alma, de los que te dejan tocado para siempre, de esos por los que soy capaz de lo que sea con tal de verles sonreír, porque son ellos, y solo por ellos, soy.

LCDQ

Todas las imágenes: Pinterest

8 comentarios en “Sobre la amistad, las risas y algún ramo de flores

  1. La cesta de mi bici dijo:

    Precioso post Bea! Y además no puedo estar mas de acuerdo contigo, y con la definición del principio “amigos son la familia que tú eliges”. A lo largo de la vida pasa mucha gente en nuestro camino, pero hay unos que se quedan para siempre, que te marcan, que te quieren tal cual eres, y tu a ellos. Muchísimas gracias por la mención, me ha hecho mucha ilusión!! Ojalá nos desvirtualicemos pronto ;). Un besazo!

    Me gusta

  2. marshmellow29 dijo:

    Esa frase: “los amigos son la familia que tú eliges” la utilicé para mandar por correo unas postales ideales hechas a mano por mí para anunciar a mis testigos de bodas (que no eran familia) que lo serían….

    Más de uno me ha reconocido que lloró y se emocionó al leerlo, desde entonces esa frase tiene mucho más sentido para mí del que ya de por sí tiene !

    Disfruto mucho leyéndote.

    Me gusta

  3. Alejandra dijo:

    Qué entrada más preciosa. Si la has escrito es porque, supongo, tienes unos cuantos de esos amigos que son casi como un brazo o una pierna tuyos. Yo también soy de las afortunadas 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s