Esas cosas que no se cuentan

“Hay cosas que no se cuentan y mueren en los corazones“. Esa frase que en algún momento leí, viene al hilo de esta maraña de ideas y pensamientos que a una le da por poner en forma de palabras en medio de un cuadro de calor como el que estamos atravesando esta semana. (En serio, estas temperaturas pueden conmigo). Dicho esto, yo estoy aquí para sincerarme (igual que aquel que hablaba de su libro), así que vayamos a lo interesante, más que nada porque yo no quiero que mueran esas cosas, no al menos en mi corazón. Por eso cuento aquello que jamás contaría, eso que no soporto, que no me gusta, que no va conmigo y que, es posible, que no esté del todo bien visto por una mayoría. Así que allá voy, lo haré una vez, nada más. Si al cabo del tiempo me preguntan por ahí, negaré haberlas dicho.

2217951031cb55d53699fe8c91fd403b

Una vez llegados a este punto y sentado los precedentes oportunos, me dispongo a decir que:

No acabo de entender las fotos de perfil con el arco iris de fondo. Ojo, apoyo y apoyaré, defiendo y defenderé la libertad en el sentido más amplio de la palabra, lo creo firmemente. De todo y de todos. Ahora y siempre, no solo un día, una fecha. Pero este fenómeno de teñir de multicolor a todo no lo veo ni siquiera positivo. Lo considero una forma más de diferenciar lo que debería ser tratado como algo normal, porque así es. Dicho esto, acepto críticas, comentarios y valoraciones personales.

No me gustan las bodas temáticas. NO. Ni aquellas con tantos regalitos, detalles y momentos programados que no dan libertad a los novios de ser felices, que para eso es su día. El otro día se lo comentaba a una futura novia a la que tengo un cariño especial: la boda es vuestra, vuestro momento, los invitados están ahí para acompañaros y van a disfrutar sí o sí, sin preocuparse de ningún detalle.

No me gustan las personas que acuden a festivales de música disfrazadas. Unas flores en la cabeza, puede pasar. Pero parecer una macetero en bikini rosa chicle, no gracias.

804f547b68258494993513eabdd5135a

No me gusta la canción del verano. Ninguna.

No me gusta el cloro de las piscinas.

No me gusta el moreno en exceso (lo escribe una que con un rayo de sol, oh oh oh, está negra sin quererlo)

No me gusta la moda de los bikinis de crochet. Sigo sin verlo.

No me gusta la horchata. Nada.

No me gustan las modas puntuales y pasajeras, defiendo plenamente el estilo y la personalidad que, aunque no abunda, de vez en cuando te sorprende gratamente.

No me gustan las mujeres excesivamente maquilladas en verano. Bueno, pensándolo mejor, en invierno tampoco.

No me gusta, demasiado, el verano. De hecho, solo me gusta el verano en vacaciones, ya está. Contando los días para ese momento.

393c15c6063eb9d46dd02abcbe785793

No me gustan las gafas de sol tornasoladas, polarizadas, con cristales de colores o como quieran llamarse, ¿son, realmente, tan necesarias en nuestras vidas? Abro el debate.

No entiendo el motivo por el que algunas cadenas de moda se empeñan en sacar a pasear durante el periodo de rebajas prendas que ya en los 90 nos parecerían un espanto.

No aguanto la mala educación. Aunque esto puede sonar algo obvio, aún encuentro personas con grandes carencias de buenos modales, de saber estar. Un esfuerzo, por favor, no cuesta tanto.

No soporto ver en las partes traseras de algunos coches unos incompresibles sombreros de paja publicitarios o, peor aún, haciendo referencia a las últimas fiestas patronales de algún pueblo desconocido por la mayoría. Volvemos a abrir el debate sobre la necesidad de ciertos gustos ornamentales.

No me gustan las personas que para ir a la playa se uniforman con modelos imposibles, conjuntadas de los pies a la cabeza, con unos sombreros que espantan y unos bikinis que mejor lo dejamos para otro día. Seguimos sin aprender. Menos es más.

No soporto los mensajes con la positividad y el “buen rollismo” elevado a la enésima potencia. Todos tenemos derecho a tener un día horrible, los lunes podrían servir de ejemplo.

Ahora que me he sincerado, que he dejado ver detalles que jamás pensé que vieran la luz, os dejo a vosotros, ¿Cuáles son las cosas que no soportáis, no os gustan o no entendéis?

Y recuerden, yo no he dicho nada de nada.

Nos leemos pronto,

Con cariño,

LCDQ

22 comentarios en “Esas cosas que no se cuentan

  1. tuamadridyyoabarcelona dijo:

    Muy bien dicho y con mucha razón en todo, menos en lo de la horchata!
    Yo lo que no entiendo es que, en España, que el matrimonio entre personas del mismo sexo es legal desde 2005, ahora todo el mundo se ponga a celebrarlo porque en EEUU se ha conseguido legalizarlo en todos los estados. Que es una noticia genial, pero que la gente que yo conozco que lo ha celebrado como si les fuera la vida en ello no han ido más allá de Andorra y, en la mayoría de los casos, se han dejado llevar por la euforia, y no tienen ni idea de por qué ha supuesto un hito en un país que lo ven como el colmo de la libertad, cuando en realidad, dista mucho de esa imagen en muchas ocasiones nos han vendido.
    Pero bueno, también creo que hay celebrar las cosas buenas, lo que mas me apena es que en unos días, todos nos habremos olvidado de esas buenas vibraciones y de ese respeto a las ideas y opiniones de los demás.

    Me gusta

    • lachicadelquinto dijo:

      ¡jajajajaja! Debo ser de las pocas a las que no les gusta la horchata, pero es que ¡no puedo con ella! En cuanto a la noticia de EEUU por supuesto que hay que celebrarlo, es un logro muy importante en una sociedad como la americana, pero de ahí a la que se está montando…¡hay una diferencia!
      Muchas gracias por compartir tu opinión,
      Un abrazo

      Le gusta a 1 persona

  2. adivinas dijo:

    Yo odio el fiambre, ha excepcion del queso, jamon serrano (no soy taaaan tonta) y jamon york , El resto ni olerlo.
    No me gusta que me miren por encima del hombro, un poquito de humildad. Gracias!
    No me gusta comerme los pedos de nadie,y por que seguro que no soy la unica.
    No me gusta ser taaan sumamente vergonzosa (en ocasiones), el postureo, ese que sale natural de la persona lo odio, y no me gusta que a la gente le gusta ver el sufrimiento de un animal (esto me puede..) EL MALTRATO NO ES CULTURA.

    Chica del quinto me caes genial.

    Me gusta

  3. Pau. dijo:

    No me gusta el pesimismo y la gente que, además de ir sin ganas, te quiere quitar las tuyas. No me gustan las tiendas en rebajas. No me gustan los mensajes de WhatsApp que alguien pretende que reenvíes a diez contactos. No me gusta el IVA cultural de este país, ni los políticos de siempre, ni la ley mordaza.

    Sin embargo, me encanta haberte descubierto y sonreír tanto con cada post. Enhorabuena 🙂

    Me gusta

  4. Carola dijo:

    Estupendo post! Por fin, alguien valiente que se quita el filtro de lo políticamente correcto!

    De todas las cosas que has dicho no puedo estar más de acuerdo en tres cosas: 1. si se quiere igualdad entre heteros y homos, por qué salir disfrazado haciendo orgullo de gay? no veo a los heteros haciendo eso; 2. Los mensajes buenrollistas, a quien los escriba y difunda, me encantaría contestarle, y tú quién eres para decirme como he de vivir mi vida y qué es lo correcto? Lo correcto según tu criterio? La felicidad es lo contrario de la infelicidad y lo uno, no existiría sin lo otro, y lo que te hace feliz a mí es distinto de lo que te hace feliz a ti. 3. Más educación y más gente normal, por favor!!!!

    “Chica del quinto”, es un gusto leerte, a ti, gente normal (en el buen sentido, no en el de vulgar) 🙂

    Un abrazo

    Me gusta

  5. Stefii dijo:

    Pues a mi tampoco me gusta la horchata; y no me gustan las hamburguesas (No sé por que ahora solo pienso en comida..); y no me gusta la gente interesada y que te quiere cambiar; y no me gusta hablar de mi ni de mi vida; y no me gusta que me molesten mientras cocino; y no me gusta maquillarme, ni madrugar; y no me gustan tantas otras cosas…

    P.D. Tu post si que me gusta! Son de esos que dan ganas de leer hasta el final y se te hacen cortos! 🙂

    Saludos!

    Me gusta

  6. Lu dijo:

    Ahora que estamos sumidos en una corriente de buen rollismo generalizado y vidas aparentemente perfectas es genial encontrarse con alguien que cuenta las cosas como son, la vida tal cual viene y que dice que no todo es tan ideal como nos quieren vender.
    Me ha encantado el post, a mi solo me queda añadir a esta lista lo poco que me gusta la gente que habla fatal (que, por desgracia, es un número elevadísimo) y que encima se acepten expresiones y palabras atroces por su uso extendido y generalizado.
    Tu blog no sólo es bonito de leer, además tienes un gusto exquisito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s