Hasta pronto, Federica and Co.

Hace algunos días leí que se iba, que emprendía un nuevo reto, en un nuevo horizonte, que dejaba Madrid para llevar a cabo un nuevo sueño y hacer realidad una nueva fantasía en la “tierruca” como ella suele decir. Ese día es hoy.

918695c5efbedf8ce57f44f804926b31

Federica and Co deja el número 26 de la castiza calle Hermosilla. Deja su jardín, ese oasis en medio de la ciudad, encantador y destartalado a partes iguales, un universo por definir, por soñar, por acabar, pero, al fin y al cabo, diferente, único. Un proyecto levantado y sostenido, con sacrificio, mucho esfuerzo y superando obstáculos de índole personal y profesional, en el camino. Algunos de ellos más que complicados, no sé si lo recordáis pero hace poco más de un año y medio un terrible incendio arrasó la tienda obligando a todo el equipo a empezar de cero. Y todo para ofrecer un nuevo punto de vista, una vuelta de tuerca al universo del comercio, una manera distinta de ver la vida, de vivirla y sentirla más intensamente,  de cuidar los detalles hasta lo más profundo, de amar nuestras raíces, lo puramente auténtico y real, lo de siempre y para siempre, esa búsqueda de materias primas de excelente calidad, de hacer que sus clientes se sintieran en casa, invitados a degustar deliciosos platos en sus cenas clandestinas o a elaborarlos ellos mismos en los diferentes cursos de cocina impartidos a lo largo de estos años. Todo en uno y solo ella, Federica, lo consiguió.

Federica Barbaranelli logró crear un mundo ajeno a todo, hecho para todo aquel que se atreviese a volar, que no tuviera miedo a dejar por un rato todo lo real para vivir un sueño. Vivirlo, que no soñarlo. Porque ella y su “Perla Negra”, como así le gusta referirse a su proyecto, nos han hecho vivir mientras soñábamos al adentrarnos en su particular cuento de hadas. Nos hemos enganchado a sus historias hasta tal punto de releerlas llegado el momento oportuno, en ocasiones, nos ha abierto los ojos y nos ha descubierto la importancia de luchar por lo que quieres, por no dejarnos llevar por modas temporales y caprichos pasajeros para apostar por lo que uno tiene en su corazón, que a fin de cuentas es él el que manda.

2b19370a274c30e191556ba95a035b6a

No puedo mentir, mucho menos aquí, para mi este sitio es más que especial, recuerdo cuando entré por primera vez. Cuando de lejos atisbé su antigua bicicleta de hierro repleta de flores dando la bienvenida a todo aquel que se atreviese a  soñar, caminar por ese paso de carruajes adoquinado que tanta historia esconderá, con maceteros llenos de orquídeas, damajuanas, mesas de madera, plantas por todos lados, baldosas que indicaban el camino a seguir, sus famosas casetas de madera y espacios para firmas de emprendedores muy muy especiales. Lo recuerdo como si fuera hoy, porque fue el día de mi primera prueba del vestido de novia cuando decidimos dar un paseo, alargar un poco más el sueño en el que estaba inmersa y, de esta forma, encontramos este lugar secreto, ese jardín de las delicias. Fue realmente bonito. A partir de ese momento mis pruebas de vestido se convirtieron en una especie de ceremonia, de ritual, con unos pasos a seguir bien definidos y marcados. Merienda en un sitio especial y paseo por ese espacio encantado que empastaban con las emociones propias de una mujer a punto de casarse. Todo iba en el mismo plan. Qué días aquellos. Qué recuerdos. Qué de veces he paseado por ese jardín. Y cuánto lo voy a echar de menos.

b71348a76f54e3695fe336c8facb0767

Si escribo estas líneas es porque siento que una parte de mi se queda allí, en ese jardín, una parte de ese sueño, de esa felicidad sin medida, de esas tardes impagables, de esos recuerdos, de esas experiencias que sólo yo viví.

Ahora, hoy, Federica y su “Perla Negra” navegan hacia un nuevo puerto en aguas cantábricas, un proyecto que será, sin duda, un nuevo paraíso para las emociones, en el que volverá a dejarse el alma y poner el corazón sobre la mesa antes de empezar a actuar. Algo especial que pocos como ella saben hacer.

Justo ahora, en este preciso momento y antes de pulsar la tecla de “publicar entrada” me paro a pensar y creo firmemente que debería haber más Federicas en el mundo, de eso no me cabe la menor duda. Más valientes, sin miedo a nada, con ganas de cerrar puertas de jardines maravillosos para abrir ventanas en casas victorianas. Puede que sólo sea cuestión de poner el corazón al servicio de los sueños, ese corazón que todo lo puede. Suerte, querida. Y buen viaje. Como siempre digo, todo irá bien, no lo dudes.

4b3a075f86bcb066cbc648c64ae7e073

Y no quiero escribir la palabra adiós, prefiero un hasta pronto porque así es cuando  me gustaría volver a encontrarte… pronto. Porque la magia no se va, siempre vuelve…pronto.

LCDQ

11 comentarios en “Hasta pronto, Federica and Co.

  1. La cesta de mi bici dijo:

    Que bonito Bea!! No has podido describir mejor este sitio mágico. Para mi tiene mucho significado, fue una de los primeros lugares que conocí nada más llegar a la ciudad. Cada vez que he tenido oportunidad me he acercado a visitarlo, a pasear y deleitarme con sus boniteces. Estoy de acuerdo contigo, digámosle solo “hasta pronto”. Un beso.

    Me gusta

  2. ANA GUERRERO ACOSTA dijo:

    Tuve la suerte de vivir un par de años en esa calle Hermosilla y sin duda tu has sabido describirlo mejor que nadie…..cuantas tardes alli disfrutando de tantas cosas bonitas!! Y de esa paz q solo allí se respiraba. Tuve la suerte además de asistir a fiestas de Navidad, de primavera y a dos noches mágicas conocinando con Federica. Aquello para mi era sin duda ” lo máximo”. Mi último paseo por ese jardín de mis amores fue en agosto, ahora ya no vivo en Madrid. Siempre quedará en los corazones de muchas que admiramos a Federica.

    Me gusta

  3. florencia ferrari dijo:

    cada año q voy a Madrid lo visito y me llevo un recuerdo mucha pena pensar q ya no esta y la verdad voy a ir nuevamente espero q aunque pongas tu magia en otro lugar ese continue .y voy a seguirte humildemente desde mar del plata argentina

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s