Recuerdos abandonados: Seph Lawless

Hace varios meses me topé con un reportaje fotográfico que me dejó embobada, pegada a la pantalla del ordenador y mirando fijamente aquellas imágenes mientras mi mente dibujaba una vida imaginaria que poco o nada tendría que ver con esa realidad. Una realidad pasada, deshecha, olvidada…abandonada.

Resulta que el otro día hablando con mi marido volví a recordar esas imágenes y empezamos a investigar sobre el autor de todo aquello que un día me dejó ausente por un momento. Se trataba de un fotógrafo norteamericano, Seph Lawless , que, con su coche y una cámara, había recorrido gran parte de los Estados Unidos en busca de centros comerciales abandonados. Digo centros comerciales pero, en realidad, capta imágenes de cualquier espacio abandonado: casas, edificios, parques de atracciones, espacios deportivos, etc. Así, sin más. Ni menos.

foto 1

Si tuviera una galería de arte  o algo parecido, uno de mis sueños desde hace muchos años por cierto, expondría su obra sin dudarlo. Me parece hipnótica, atractiva de principio a fin, que invita a la reflexión y aboga por dejar volar la imaginación.

Pero volvamos a lo importante, las imágenes de unos centros comerciales abandonados,  semiderruidos, en penumbra, solitarios. Formando un cúmulo de recuerdos del pasado, memorias hechas girones, vestigios de una vida, no sé si mejor, pero al menos viva.

foto 2

foto 11

Ahora se encuentran alejados de cualquier tipo de bullicio, jaleo, gritos, risas, carreras, encuentros, largas compras, regalos de última hora, devoluciones inseguras y paseos sin rumbo ni tienda fija.

foto 6

Ya no hay clientes satisfechos por la compra realizada. Ni nervios en busca de la última ganga. Tampoco grupos de adolescentes los sábados por la tarde dando tumbos por ahí. No hay nadie que quiera tirar del carrito de la compra. Tampoco tiendas de chuches en los que atiborrarse a dulce sin control alguno. Ni cafeterías para encuentros improvisados. Ya no hay señoritas de atención al cliente. Ni vendedores con uniformes impecables.

foto 10

foto 5

foto 3

El ruido de los cierres de las tiendas se detuvo hace tiempo. Las escaleras mecánicas frenaron de una vez por todas para no volver a la acción nunca más. Tampoco quedan ofertas que narrar por los altavoces. Nada de Black Friday, tal vez todo esto se asemeje más a una especie de Blue Monday permanente. Ni escaparates meticulosamente montados para atraer al consumidor. Ya no hay ofertas. Ni dos por uno. Ni sonrisas cómplices al encontrar la prenda deseada.

foto 9

foto 8

foto 4

Ya no es un buen lugar para resguardarse del frío una tarde de invierno. Ahora el silencio lo invade todo y las estaciones parecen pasar si detenerse demasiado a mirar. Ya nada importa en estas moles del consumo pasado. Todo se fue. Y algo quedó. Sí, algo como el recuerdo de una vida, no sé si mejor, pero al menos viva.

LCDQ

Todas las imágenes: Seph Lawless

PD. Podéis leer mi post en Tendencias de Bodas pinchando aquí

8 comentarios en “Recuerdos abandonados: Seph Lawless

  1. La cesta de mi bici dijo:

    Wow Bea! No me extraña que te atrapasen las imágenes. Tienen un efecto hipnótico la verdad, y acompañados de tus palabras más. Conforme leía me iba imaginando y volviendo a la vida esos centros comerciales… Un beso.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s