Azul bereber

No sé si alguna vez habéis tenido esa sensación de conectar con alguien  desde el primer momento, sientes que algo te dice que merece la pena. No me preguntes el qué, o cómo, pero pasa. Esta misma sensación se puede tener, incluso, con alguien que ni siquiera conoces, que no has visto en la vida, y que, probablemente, nunca hagas. El caso es que, algo parecido, me pasó con ella. Anabel es lectora del blog y, después de conocer su bonita historia y su bonito proyecto personal, he tenido la necesidad de compartirla para que vosotros, lectores, la conozcáis también.

nomad500

Anabel es ingeniera química y vive en Suecia por motivos laborales. Una situación que, probablemente, la gran mayoría envidiaría. Pero, para ella no es así, según sus propias palabras “mi cabeza vuela hasta las dunas del desierto cada vez que me despisto”. Y es que, después de viajar, sola y acompañada, en varias ocasiones a diferentes partes de Marruecos, siente que el país ha terminado por conquistarla, por querer quedarse con ella, con su alma.

De esta experiencia nace Azul Bereber, algo así como la historia de un sueño. Anabel comenzó a escribir el blog para compartir sus pensamientos y sus vivencias de todo aquello que, sin saberlo, le cambiaría la vida. Sintiendo que es posible vivirla de otra manera, a otro ritmo. Un ritmo mucho más… slow.

cabecera canvas 900-350

De ahí nació la idea de emprender, de traer una pequeña parte de esa tierra que le había enamorado, por eso creó su tienda online, y hace apenas un mes volvía con su maleta cargada de sueños e ilusión, cargada de preciosas alfombras, almohadas y bolsos de origen bereber realizados de forma totalmente artesanal. Piezas elaboradas a mano, una a una, por lo que no hay dos iguales, con calma y alma (me encanta), poniendo el corazón en ello, como en todas las cosas de la vida que merecen realmente la pena.
IMG_20160423_102109-500
Como ella. Porque ella merece la pena, mucho. El mundo merece personas como Anabel, con alma slow, con los sentimientos a flor de piel.  Sin miedos aparentes, o con todos juntos bien localizados para no perderlos de vista. Con ritmo pausado e ideas claras. Sin prisas. Con ganas de volar a esas dunas cada vez que su corazón así lo dictamine. Con paso firme para romper barreras y alcanzar metas. Con ganas de luchar por su sueño, con ganas de hacerlo realidad.
Gracias, Anabel, por enseñarme tanto y tan bien, por demostrar que hay que ir en busca de los sueños o, al menos, intentarlo. Porque sé que lo mejor está por llegar.
CdQ

12 comentarios en “Azul bereber

  1. azulbereber dijo:

    Hoy me he despertado con lágrimas de ilusión en los ojos. Lágrimas que no pueden contener tanta felicidad al leer tus palabras. Gracias por poner en palabras tantas emociones. Yo nunca hubiese contado mejor la historia de Azul bereber.

    Te mando un abrazo enorme!
    Anabel.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s