Os quiero

¿Se puede querer a personas que no conoces?

Es posible que si nos hacen esta pregunta, la primera respuesta de la mayoría sería un amplio y rotundo no. Pero, si lo pensamos detenidamente, si analizamos cada situación, cada persona que no conocemos, cada momento…entonces es posible, también, que la respuesta adquiera un tono más positivo.

Os contaré algo, el otro día cuando terminé de escribir uno de los posts para La Chica del Quinto, justo antes de firmar con las iniciales del blog -CdQ-, me salieron, casi sin pensar, las siguientes palabras:

Os quiero

f8f3b6f6bdbc42828f43b9f572fb8747

Lo cierto es que dejé estas palabras unos días antes de publicar la entrada dudando si sería conveniente o no que aquellas palabras con más profundidad que apariencia, vieran la luz. Las miraba y remiraba. Me gustaba lo que leía, lo que mis ojos veían, los que mis dedos habían tecleado sin contar con nada ni nadie, ni siquiera conmigo.

Finalmente no me atreví y las borré definitivamente.

Igual -pensé-, es un poco osado y atrevido por mi parte. Me había salido la vena intensita y profunda que a veces habita en mi.

Pero estos días he seguido dando vueltas a este asunto ¿os quiero?

Y llegué a la siguiente conclusión: sí. No lo negaré. Por supuesto que os quiero. Os quiero al otro lado, os quiero cerca, os quiero ahí.

Quiero a todos aquellos que desde hace casi tres años estáis detrás de la pantalla dispuestos a entender un poco más mi mundo, mis ideas, mis idas y venidas, mis historias, mis rollos, mis manías, mis gustos y mis pasiones. También mis recomendaciones, mis salidas de tono, mis palabras entrecortadas y mis explicaciones entre líneas. Siento que cada vez que escribo lo hago para alguien que fielmente está semana tras semana, día tras día. Y esto, amigos, es algo tremendamente bonito. Sí, lo es.

Y así, pensando en todas las cosas que me han ido pasando durante todo este tiempo, he caído en la cuenta de que nunca os había dedicado unas palabras, a vosotros lectores, que hacéis que La Chica del Quinto tenga más vida que nunca.

Y, antes de nada, y por encima de todas las cosas GRACIAS.

Un gracias firme y rotundo. Bien grande, de esos que salen del corazón…o del alma.

8b681701f9d6991adb7fb785a32e6884

Gracias a ti que me lees cada semana desde hace mucho tiempo, que esperas paciente mi post, que incluso me preguntas si hoy habrá nueva publicación o no. A ti que me sigues y te despistas con  las entradas. A ti también, que sabes algunas de mis frases mucho mejor que yo, que me las recuerdas y que consigues que mi sonrisa quede dibujada durante un día entero. A ti que comentas y muestras tu opinión libremente. A ti que sé que  me lees, aunque sea para…en fin…inspirarte. A ti que sí pero no. A ti que recomiendas mis escritos a tus compañeros de trabajo. A todos. Gracias a ellos también por leerme, por entrar en este mundo. A ti que me alegraste el día con una gran noticia, enhorabuena (nos debemos un café mocca, recuérdalo). A ti que has contado conmigo, con mis letras y mi inspiración para seguir escribiendo en otro lugar. Pero seguir escribiendo.

Gracias a ti que acompañas tus cuidadas fotos con algunas de mis frases.

A ti que, sin conocerme, me has echo llorar de emoción. A ti que haces que mire el móvil sólo para comprobar si hay algún comentario nuevo que contestar, me hace feliz leer los comentarios que me dejáis después de cada entrada, me sigue sorprendiendo profundamente el grado de empatía que llegáis a alcanzar.

A ti que te acabas de incorporar a este pequeño mundo, sólo espero que te quedes y te guste lo que veas. Que te guste mucho. A ti que me sigues desde el primer post y continúas cerca, esto era algo impensable al principio. A ti, que todo te gusta aunque nunca comentas, nunca dices nada. Sé que estás ahí. A ti, no te escondas, que niegas leerme pero en realidad no te pierdes una. A ti, el más crítico de todos. A ti y a ti, a vosotros, a todos los que habéis empleado un ratito de vuestro tiempo en escribirme para felicitarme por el blog, para dedicarme palabras que emocionan e, incluso, me habéis pedido consejo sobre cómo y de qué manera empezar a escribir (algo que aún me sigue pareciendo increíble, ¿yo? ¿dando consejos?). A ti también, querida, me gusta que estés ahí. Y a ti, que no estás…lo que te estás perdiendo, amiga.

Por supuesto, a mis personas favoritas, a mis incondicionales, a los de siempre para siempre, a los que empezaron  a apoyarme cuando esto no era más que un boceto en mi imaginación.

Gracias una vez más. Porque sí, os quiero porque compartís mi pasión por la escritura. Os quiero porque formáis parte de mi vida, de mi día a día, de este espacio de ideas sin sentido, de sentimientos muchas veces inconexos y encontrados que sólo vosotros sabéis captar, de mi particular visión del lado bueno de las cosas pero, sobre todo, parte de mi.

Nos leemos pronto

Ahora sí…

Os quiero

99a0486d006ef58eb76fbc243f94d9ec

CdQ

PD. Hace un tiempo tuve un sueño que se hizo realidad, lo he contado en Tendencias de Bodas (aquí)

Todas las imágenes son de Pinterest.

19 comentarios en “Os quiero

  1. thereddoor dijo:

    🙂 qué bonito, Bea… Un placer estar pendiente, leer cada nueva entrada corriendo, compartirla o escribirte para decirte que me ha encantado!! Y que lo sigas haciendo, claro. ¡Un besito!

    Me gusta

  2. azulbereber dijo:

    Leerte es un momento mágico.
    Cada vez leo menos best sellers y más personas. Personas que nos abren las puertas de su vida. Personas que tienen la capacidad de erizarte la piel y sacarte una lágrima cada vez que las lees.

    Un beso.
    Anabel.

    Me gusta

  3. Ella dijo:

    Sinceramente ha sido genial! Es bonito querer a gente que no conoces, esperar impaciente leer los pensamientos de alguien a quien apenas conoces.

    Me encanta, un beso!

    Me gusta

  4. historias de carlos g. dijo:

    Hola. Yo soy de los que llevan poco tiempo en esto de los blogs. No te conozco, no sé cómo eres. Le dí al boton de “seguir” por casualidad y, de repente, te has convertido en alguien cotidiano en mí, y me alegro de ello. Yo, todavía no sé si te quiero…pero estoy en el camino. Gracias por no quedarte en la puerta y entrar.

    Me gusta

  5. La cesta de mi Bici dijo:

    Precioso Bea!! Gracias a ti por estar siempre ahí, al otro lado, incondicional. Por tus escritos, que me hacen reir, llorar, emocionar. Con los que consigues poner palabras a sentimientos que no sabía explicar. Porque aún sin conocernos en vivo, siento que nos conocemos. Y a eso, le vamos a poner remedio!! Gracias por tus palabras (me he sentido aludida ;). Un besazo!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s