Lo que 2016 me ha enseñado

Antes de irme unos días de vacaciones para despedir el año y celebrar la Navidad como se merece, ya saben, comiendo mucho y bien y rodeada de las personas que quiero, me gustaría hacer balance de este 2016 que, aunque no ha estado nada mal, siempre, como todo en esta vida, se puede mejorar. Porque cuando los días apremian a final de mes, toca hacer memoria y repaso de todo lo acontecido y, sobre todo, de lo que he aprendido. Porque hay momentos en los que te das cuenta que esto de la vida es un aprendizaje constante, que hay que mantener los ojos bien abiertos para no perdernos ninguna escena de la película porque luego nos preguntan y debemos saber qué contestar. ¿Sabes de lo que te hablo, verdad?

¡Allá voy!

da7dc35b4b7fb874beb54ecb6d8bcbb9

2016 me ha enseñado a no hacer demasiados propósitos de cara al nuevo año. Las cosas suceden cuando menos lo planeamos, hay giros inesperados que difícilmente podemos controlar y, para bien o para mal, todo, absolutamente todo, aparece a su debido tiempo. Porque todo pasa y todo llega, prefiero que el nuevo año que está a punto de comenzar me sorprenda con lo que tenga preparado.

7bcdf994761e7667dc58a2d707924487

Que el amor mueve montañas, no lo olviden, y juntos podemos con todo.

6e092a35dce6bb610be78664c3e64d87

Que sigo sin hacer tantas fotografías como me gustaría. Que en los mejores momentos sólo me preocupo de disfrutar y olvido sacar el móvil o la cámara. Hace poco leí esto: “memories are souvenirs too”. Pues eso. Prefiero coleccionar recuerdos. Recuerdos eternos. Y este año me ha dado unos cuantos.

Que mi pasión por la gastronomía y el buen comer va en aumento, año tras año. Y hacer listas y recomendaciones culinarias se está convirtiendo en una afición cada vez más asentada para mi. Para muestra, pinchad aquí, aquí o aquí. El año que viene más.

Que los domingos son días sagrados, los conciertos parte de mi y los zumos, mejor si son de limón.

Que hay personas completamente ridículas que, aunque hace años pasaron la barrera de los 50, siguen ancladas en el pavo de los 15. Que en esta vida hay que ser elegante hasta para odiar y a ti todo esto te pilla lejos. Sólo puedo desearte suerte, es posible que la necesites.

6c53b86f9bf61e9cdffd896134f986d9

Que hay que seguir disfrutando de los pequeños  momentos que la vida nos ofrece, esos de los que está hecha la felicidad, siempre. Nunca me cansaré de decirlo, pero es que es la pura verdad. Hacedme caso.

Que no se puede vivir con miedo toda la vida.

Que soy más fuerte de lo que aparento. Tímida, algo callada y de firmes creencias.

Que son los detalles los que marcan la diferencia.

e0e649589a7844cd5e96b8f3d62fee20

Que viajar es uno de los grandes placeres de la vida. Este años he conocido las ciudades de San Sebastián y Amsterdam, me he reconciliado con Roma y me he rendido, una vez más, al encanto de Londres.

Que la vida son dos días y siempre es mejor que nos pille bailando

e3ebaffaff62c00739178fc3f998296b

Que siempre estaré agradecida porque esteis al otro lado, de forma desinteresada e incondicional. Que por eso, os quiero.

Que la sonrisa es una buena terapia para todo y siempre hay motivos por los que esbozar una.

Que escribir me ayuda a ser más feliz

1a9e3c13488d5b27e4c995d59d93e04b

Que contigo soy mejor persona. Y contigo, también.

Que al aperitivo invito yo, en la Ardosa o en Teo, donde quieras, pero mejor si lo alargamos disimuladamente hasta que el sol nos de las buenas noches.

Que el Karma existe.

Que este blog me sigue dando el enorme privilegio de conocer a personas increíbles, con proyectos increíbles y, sobre todo, con muchas cosas que contar.

2c43458e0d6d18f79e6ddfa724bdfc21

Que las noches de las perseidas están para que la magia hable.

Que pase lo que pase mañana, siempre tendremos hoy.

Y que así como termine este 2016 empezará el siguiente. Por eso, estoy convencida de que 2017 traerá cosas para el recuerdo. Apuntadlo, no miento.

aa351c822ee280da0465bea1fab9585d

¡Qué ganas te tengo 2017!

Nos seguimos leyendo el año que viene. Prometido. Tengo cosas que contaros.

CdQ

14 comentarios en “Lo que 2016 me ha enseñado

  1. Carolina dijo:

    Gracias por escribir cosas tan bonitas y por compartirlas. Espero que el año que viene te provoco reflexiones y sentimientos tan bonitos y certeros como hasta ahora. Un saludo

    Me gusta

  2. La cesta de mi Bici dijo:

    Precioso Bea!!! Estaba deseando encontrar un ratito para leerte, últimamente escasean, cosas de la maternidad, jajajajaja. Me ha encantado tu balance de este año. Que el nuevo año te (nos) sorprenda con cosas maravillosas, proyectos bonitos, mil excusas por las que brindar. Un besazo amiga!

    Me gusta

  3. Paula Santolaya del Burgo dijo:

    Me ha gustado mucho este post y ¡qué bien te expresas!

    Cada año que transcurre, haya sido bueno o malo, aprendes algo nuevo. Yo en el 2016 aprendí a creer más en mi misma y en que puedo realizar cualquier cosa que me proponga. Una vez leí que si la confianza es un jardín del paraíso, entonces la duda es la mala hierba.

    ¡Sigue así!

    Un beso 🙂

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s