Carta a mi yo del pasado

Siempre he querido escribirte una carta, desde hace tiempo, puede que mucho más del que pueda recordar. Siempre he querido mirarte a la cara y, créeme que sabía que en el momento de tenerte frente a mi, lloraría como una niña, lloraría como tú lo haces en este momento.

Como te decía, he querido escribirte siempre pero he sentido que éste era el momento. ¿El motivo? No lo sé, bueno, en realidad sí, no puedo mentirte, no a ti, pero son tantos y tan pesados que mejor prefiero seguir guardándomelos, espero que lo entiendas. No quiero preocuparte, estoy bien, pero ya sabes que hay cosas que no se cuentan y mueren en los corazones. Claro que mejor, dejémonos de historias y vayamos a lo importante.

0b9740177a775978fb9b426cff876ae6

Y tú, ¿qué tal estás? Quizás te resulte familiar esta forma tan mía, tan nuestra, de escribir. ¿Sabes? Lo seguirás haciendo siempre que lo necesites, es tu terapia, tu desahogo, tu mar en calma y tu refugio cuando quieras huir del mundo, te aseguro que eso no va a cambiar, no dejes nunca de hacerlo, hazme caso. Pocas cosas serán diferentes en tu yo más íntimo y, lo cierto, es que no he venido aquí para contarte todo, ¡qué va!, sólo escribiré algunas cosas que sentirás en unos años. Por eso, no te desvelaré hechos concretos. No, porque considero que es mejor que los vayas descubriendo sola, poco a poco, sin prisas, experimentando, en un proceso de acierto-error, como todo en la vida. Aunque sí puedo adelantarte algo: prepárate para sentir…

Te voy a pedir algo, me gustaría, en este momento, que te situaras frente a un espejo y te mirases en él.

¿Estás lista?

Recorre tu rostro con la mirada y céntrate en tus ojos, tu expresión, tu boca…Seguramente te gustará lo que veas y no, no me refiero a lo puramente físico, me refiero  a que sonreiras como tú solo sabes al comprobar hasta dónde has llegado pero también hasta dónde te gustaría llegar. Probablemente te habrás convertido en la persona que quisiste ser. Te gustarán tus arrugas incipientes, esas que marcan tus ojos cuando ríes. Te gustarás, sí, con tus defectos y tus virtudes, porque continuarás siendo esa niña tímida que se sonroja por las cosas más absurdas pero que, del mismo modo, muestra su carácter cuando lo cree necesario. Que seas introvertida y callada no te definirá nunca, jamás, como una persona débil. Fiel a tus ideas, seria, responsable y tremendamente sensible. Como alguién te dirá en una ocasión: con tu mirada dirás más que con las palabras. Sí, esa eres tú. No cambies, querida.

8e960c3cdff265188ee37030f0bac490

Te diré que pasados unos años sentirás miedo de muchas cosas y de una en concreto. No el de las películas de terror de bajo presupuesto, ese no, es un miedo más real, el que te ahoga por dentro, como si quisieras gritar muy fuerte y la voz no te saliera. Superarás los obstáculos más imprececibles que te tendrá preparado la vida. Esos golpes secos que jamás imaginaste y que te harán ver que los disgustos del pasado lo eran mucho menos.

Pero serás capaz de todo. Recordarás una noche de verano en la que llorarás al sentir que todo se rompe en unos segundos que  para ti serán eternos y, a la vez, te darás cuenta hasta dónde puede alcanzar tu fortaleza interna. Que nadie te engañe, eso sólo lo sabes tú.  Y vas a poder. Con eso también. Porque estarás en las mejores manos, esas que te van a llevar hasta dónde quieras llegar sin soltarte ni un segundo, que te van a ayudar, que te van a arropar y te van a abrazar.

Más de una y de dos veces, tendrás que cerrar fuerte los ojos para evitar que las lágrimas se derramen sin control por tus mejillas. Pagarás un alto precio por ser como eres, por no bailar el agua a nadie ni a nada, te darán las espalda aquellos que jamás pensaste que lo harían pero, también, esas personas se harán pequeñitas e insignificantes para ti. Llegarán otras con las que un sólo minuto bastará para que quieras que se queden toda la vida cerca, esas que harán tu mundo más bonito, más mágico, esas que llegan hasta el corazón y traspasan el alma, que permanecerán, que te sacarán una sonrisa cuando solo querrás llorar. Esas que su sola presencia emociona, leales, consistentes y sólidas. Guárdalas, cuídalas, quiéralas. Mucho.

También te diré que serás feliz, que así debe ser, que vas a vivir momentos difícilmente expresables que muchos no imaginan. Que sonreiras mucho y reiras más. Que bailarás como si nadie estuviera mirando. Que subirás el volumen de la música en muchas ocasiones. Que valorarás cosas que ahora ni imaginas. Añorarás otras que ni piensas. Y disfrutarás con lo que ahora detestas. Te sentirás una privilegiada por vivir, por sentir, por ser y por estar. Por eso, mi consejo es que disfrutes de todo, no lo dudes. Exprime los buenos momentos como si fueran únicos porque…sí, pequeña, son y serán únicos. Y serán éstos los que harán de la vida algo que siempre merecerá la pena, aunque en ocasiones no quieras, ni debas, verlo.

Porque vas a brillar con luz propia.

974847f4fc7a49f8439dcb15d4878e90

Y, llegados a este punto, no encuentro mejor momento para la despedida, o el hasta ahora. Te he marcado el camino, te he dejado unas pautas, pero nunca, jamás, dejes de ser quien eres, es la mejor forma de no equivocarse. Sé que no lo harás, de esto estoy segura.

Ahora sí, de nuevo te digo que te  prepares para sentir, te volverás una experta. Yo estaré cerca por si me necesitas, al otro lado, sin hacer demasiado ruido pero siempre a tu lado.

Tranquila, lo vas a hacer muy bien.

Con cariño,

B.

favicon

 

16 comentarios en “Carta a mi yo del pasado

  1. aubescrit dijo:

    La carta es absolutamente hermosa, sé que esta escrita para tu YO del pasado, pero al leerla, la sentir tan cerca como si estuviera hecha también para mi. Y te aseguro que muchos podremos identificarnos con ella.

    Saludos linda 😀

    Le gusta a 1 persona

  2. Miss Poessía dijo:

    Un post fascinante, como todo lo que tocas con tu magia. Estoy segura de que la persona que fuiste estaría muy orgullosa de la que eres ahora. Gracias por emocionarme y por hacerme reflexionar. De verdad, Bea, eres tan necesaria…

    ¡Un fuerte abrazo! ♥

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s