Época de espárragos

Ya no sé si han sido los últimos acontecimientos – públicos y privados – , o esta cabeza mía que muchas veces, o más bien siempre , es lo más parecido a una olla a presión, pero lo cierto es que hoy más que nunca tengo la certeza o convicción de que es en las pequeñas cosas donde encontramos la felicidad más absoluta. No sé si me explico, es posible que lo haya hecho muchas veces pero no me cansaré de decirlo: disfrutemos de los pequeños momentos, siempre.

f.3

Seguir leyendo

Perdón por la espera.

Siento estar algo desaparecida últimamente, no es mi intención, lo prometo, pero hay momentos en los que prefiero parar a respirar, tomar impulso, aire y fuerzas para seguir y, de esta forma, poder escribir de otra manera y, también, todo sea dicho, a otro ritmo. En el mes de marzo han pasado cosas interesantes, otras no tanto pero, al final, todo salió bien, muy bien. Y lo que queda…

1a278ff7238b914f979f8043caac455e

Seguir leyendo

Somewhere only we know

Recomiendo leer este post con la canción que le da título de fondo: “Somewhere only we know” de Keane)

Era viernes por la noche y no sabíamos qué hacer. Salir a cenar o quedarnos en casa viendo alguna peli de esas de “no pensar demasiado”. Ya sabes, algo sencillito y facilón, que los viernes tampoco estamos para demasiado. La semana larga y tediosa se hacía interminable hasta hace unas horas pero, como todo, llegó el ansiado descanso del guerrero. Ese invierno melancólico y un viernes lluvioso hizo el resto: que nuestra mente volara a cientos, miles, de kilómetros de aquel cómodo sofá para llevarnos a esa ciudad de las estrellas de la que últimamente todo el mundo habla. La La Land, dicen por ahí.

00a7a1a348cf0aff8c77815fc140f891

Y tanto, añado yo. Seguir leyendo