Gente que va y que viene

Pienso en ti de vez en cuando, tampoco demasiado pero, a veces, lo hago. A escondidas, en silencio y en los momentos más inesperados. Sí, lo reconozco, pienso en ti. Sin demasiadas pretensiones, pero lo cierto es que no puedo negar que, en ocasiones, mi mente viaja al pasado y recuerda situaciones, días, experiencias, conversaciones, instantes, risas…

9f747d057b1f0e9b6a3990cc0ec52757

Seguir leyendo

Eres maravillosa

Eres maravillosa. Sí, tú. No mires a un lado y a otro porque hablo de ti.

¡Eh, tú! Eres maravillosa.

Tú que esperas mis entradas semanalmente como el que espera su dosis diaria de cafeína. Tú que buscas entre mis letras hasta encontrar la medicina para el dolor de los sentimientos. Tú que un día no creiste y el día siguiente te enganchaste. Tú que me lees a escondidas para que tu jefe no te pille un miércoles a las diez de la mañana con la pantalla de La Chica del Quinto a todo lo que da. Sí, tú. Eres maravillosa.

1f2108b126b45def89238749c4ce542f

Seguir leyendo

El baile no ha hecho más que empezar

Me cuesta escribir cuando algo me atormenta. Cuando no sé si entro o salgo. Si voy o vengo. Me cuesta escribir cuando me debato entre esos polos opuestos que son el sí y el no. Cuando no me sale nada y querría contarlo todo. Cuando dudo si llevar a cabo ese proyecto, ese sueño que habita en mi cabeza desde hace mucho, mucho tiempo. Me cuesta escribir cuando nada de lo que sale de mis dedos me gusta. Cuando las ideas se me amontonan y las palabras no fluyen como deberían, no al menos como me gustaría. Me cuesta escribir cuando todo va tan bien que casi asusta. Cuando algo no funciona. Cuando cuesta arrancar.

cc9b16765247aff8279efa496c98a7ce

Seguir leyendo